La fundación "Haus der Bauern" en Schwäbisch Hall apoya la libertad, la autodeterminación cultural y la equidad social para la población rural y agrícola en la región de Hohenlohe, en Europa y en otros lugares. Esta está basada en la ética de Albert Schweitzer: el respeto a la vida.

La agricultura de los pequeños productores es una contribución esencial a la fabricación de alimentos, la lucha contra el hambre y la pobreza en todo el mundo, y la preservación de los recursos naturales y las condiciones de vida. Sin embargo, los pequeños productores apenas están representados en las sociedades de esta Tierra; ellos se encuentran siempre entre los segmentos más pobres de la población. Existe una falta de programas y medidas que apoyen el desarrollo rural, protejan los derechos y el conocimiento indígena de la población productora nativa.

Los pequeños productores y los residentes rurales pertenecen al grupo social más afectado por los efectos de la globalización. Las tierras agrícolas, las semillas y el conocimiento indígena son cada vez más apropiados y capitalizados por las corporaciones multinacionales y, por lo tanto, son sustraídos de las sociedades rurales.

Aunque el 70 por ciento de la comida en el mundo es fabricada por pequeños productores, estos sólo poseen el 30 por ciento de la tierra cultivable. Dado que los pequeños productores usan principalmente métodos de agricultura ecológica para el suministro regional de alimentos, contribuyen también al uso eficiente de los recursos y a la integridad de la creación.

Junto con otras organizaciones y representantes, la fundación "Haus der Bauern" defiende los derechos y necesidades económicas, sociales y culturales de la población rural y de los pequeños productores.

Atentamente, Rudolf Bühler

Fundador y Presidente

 

 


Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.
Ok